Un ejemplo de mujer trabajadora para las mujeres y jóvenes de hoy en día

 

Montserrat Peña se define a sí misma como “fémina, inquieta, andariega, desobediente y contumaz”. Seguramente es mi mejor definición, que por cierto es lo que decían de Santa Teresa precisamente para desacreditarla en su época. Por fortuna hemos mejorado mucho desde entonces en igualdad, aunque quede tanto por hacer aún.

Montse es una empresaria de Cantabria con 31 años de trabajo en CODICE empresa de formación y oposiciones. Una academia orientada a las políticas de empleo, consultora de género y de programas europeos. Las sedes de la empresa se encuentran en Logroño, Lugo, Ceuta. Valladolid y Madrid.

Promoción de la mujer en el deporte, la cultura y la empresa

 

Pertenece a FEDEPE y AMMDE de mujeres empresarias de Madrid, en la cual ostenta la Vicepresidencia Nacional. Actualmente es miembro del Comité Ejecutivo y Junta Directiva de CEOE-CEPYME Cantabria. Y preside la Comisión de Formación y la Comisión de Igualdad y Diversidad.

También pertenece al Consejo Asesor de la Cátedra mujer, empresa y deporte de la UCAM. Y es miembro del Consejo del Real Racing Club de Santander desde hace dos temporadas y coordinadora de la Academia del Racing de Santander.

Estudió Derecho en la Universidad de Valladolid y es Máster en Criminología. En línea con ofrecer lo que somos, en nuestra academia de formación laboral y de igualdad de género, nuestra directora tiene la titulación de agente de igualdad de oportunidades.

 

Compromiso con la protección de la mujer contra los abusos y agresiones sexuales y por la igualdad de oportunidades

 

Fundadora en Cantabria  y vicepresidenta nacional del Centro de la Asistencia a Víctimas de Agresiones Sexuales CAVAS, orientado a luchar contra la violencia contra las mujeres y los menores. Ha atendido desde los inicios de su carrera profesional estos casos y es Cruz de Plata al Mérito Civil otorgada por la Reina Sofía. Y es que como reza la misión de este centro, su fundación tiene un propósito claro:

se constituye por un grupo de mujeres preocupadas por la problemática de las agresiones y los abusos sexuales a adultas/os y menores, al observar la escasa atención que recibían.

No en vano, Montserrat comentaba en El Diario Montañés: hay que ver cómo se trataba a las víctimas de agresiones sexuales en los 80. Recuerdo a una chica a la que agredieron entre varios hombres y que aún tuvo que escuchar que la culpa era de ella por haber salido de fiesta.

En lo personal, compagina tantos cargos y responsabilidades con su vida familiar: “Casada desde hace más 35 años con un hombre maravilloso y madre de un hijo y una hija, lo mejor que he hecho en mi vida y de lo que más orgullosa me siento”.