1. María Sanz de Sautuola y Escalante. Fue la primera en volver a ver los bisontes que nuestros antepasados pintaron en las cuevas de Altamira, una cavidad que había permanecido cerrada y olvidada por milenios. Una persona humilde que no quiso destacar por el tremendo descubrimiento que realizó junto a su padre, quien fue un gran naturalista.

Mira, papá, hay bueyes ahí pintados.

 

 

  1. Matilde de la Torre. Nació a finales del siglo XIX y se convirtió en una referencia para su tiempo en el mundo del periodismo, la enseñanza e incluso la política, pues llego a desempeñar cargos de importancia en la Administración del Estado. Falleció en México en 1946.

 

 

  1. María Blanchard. Criada en un linaje de ilustres periodistas montañeses, esta mujer tuvo que enfrentarse a graves problemas desde que nació, con una malformación física congénita. Sin embargo, gracias a su inteligencia y su sensibilidad artística, logró destacar muchísimo en el mundo de la pintura y codearse con las grandes referencias de ese mundo. Hoy sigue siendo uno de los principales nombres del cubismo.

 

  1. María Luisa Gómez Pelayo fue la sobrina del fundador de la Casa de Salud del Marqués de Valdecilla. De hecho, fue cofundadora y prosiguió la obra de su tío el Marqués cuando esté faltó, proveyendo cuanto estuvo en su mano para que Valdecilla fuera un hospital de referencia en España y toda Europa.

 

  1. Matilde Zapata. De origen andaluz, se trasladó muy joven a Santander por motivos familiares y llegó a ser la directora del periódico La Región a la muerte de su marido. Un cargo que ocupó hasta el cierre del diario, al cual imprimió una fuerte carga política, durante la Guerra Civil española.

 

  1. Concha Espina fue una escritora de talla nacional, una de las mayores exponentes de la Generación del 98, marcada por la guerra que es conocida como Desastre de Cuba. Por edad y familia estuvo muy relacionada con la pintora María Blanchard. Estuvo a punto de lograr el Nobel de Literatura y sufrió los celos profesionales de su marido.

 

  1. Ana María de Cagigal fue una poetisa, escritora y periodista montañesa, con muchas obras publicadas en su longeva vida. Fue también una referencia del mundo del deporte, en especial en hockey hierba, siendo también la primera mujer en atravesar a nado la bahía de Santander.

 

  1. Consuelo Berges destacó desde muy joven por su amor a la cultura y al mundo docente, siendo una traductora muy célebre en su tiempo y manifestando una gran vocación por la política. Llego a ser directora de periódicos y rechazó los cargos que Clara Campoamor le ofreció.

No se me alcanza en virtud de qué convencimiento cabe afirmar que un hombre es dueño ni de mayor preparación ni de aptitud más excelente que la de la mujer.

 

  1. Amparo Rosa Ruiz González. Alias La Chola, empezó a trabajar a los 12 años como llamadora de barcos y pescadera. Su legado ha sido una vida dedicada al trabajo y ser la matriarca de una numerosa familia, que está orgullosa de esta mujer tan trabajadora. Sin duda una gran representante de esa mayoría silenciosa de mujeres trabajadoras que siempre han compaginado su vida laboral y familiar.

 

 

  1. María Cristina Gonzalo Pintor. Nacida a principios del siglo pasado, es una de las primeras arquitectas licenciadas en España y además fue de las primeras meteorólogas. La Guerra Civil le impidió licenciarse cuando le correspondía, tras lo cual se inició en la Dirección de Ciudades Devastadas. Debido a su condición de meteoróloga, tuvo rango de Comandante de Aviación.

 

  1. Lines Vejo. Panderetera de origen lebaniego, fue uno de los últimos grandes exponentes del folclore musical de nuestra región. Su legado ha sido de gran importancia para conservar usos musicales autóctonos que estaban cayendo en el completo desuso y olvido.

 

  1. Elena Quiroga de Abarca fue una escritora montañesa que ha figurado entre los nombres más importantes del resurgimiento de la novela española entre los 50 y 60. Ha sido una escritora muy prolífica que se codeó con autores de la talla de Carmen Martín Gaite, Ignacio Aldecoa, Ana María Matute y otras grandes personalidades.

 

  1. Concepción Morell fue una actriz de finales del siglo XIX, conocida por mantener una relación sentimental estable con Galdós. Una historia de amor a la que se atribuyen ciertos avances de su carrera artística, pero una realidad contrastada es que sufrió en el campo laboral las consecuencias de ser una auténtica rebelde. Una actitud poco común en las mujeres de esa época que los estudiosos de Galdós identifican con los originales personajes femeninos del autor.
  1. Aurora Matilde Gómez Camus. Alias Matty. Escritora, articulista, investigadora y poeta montañesa, gran viajera, pero siempre muy unida a la Tierruca y a su padre. Tuvo mucha relación con el mundo de la prensa y la investigación histórica.

 

  1. María Teresa Aguado Castillo. Más conocida en todo el país como Mayte Commodore, fue una emprendedora dedicada a la hostelería y también una mecenas reconocida, fundadora de los Premios Mayte para la promoción de la cultura de la tauromaquia y las artes escénicas.