Te ayudamos a cumplir la igualdad retributiva en la empresa en Asturias

 

Si aún no tienes previsto cómo afrontar la llegada de esta nueva norma, que en realidad lleva en vigor ya varios años, no eres el único/a. Estamos en España y el primer día para preocuparse por hacer las cosas bien es el último día antes de que empiecen a multar. Somos latinos y no podemos evitarlo, pero cuidado: consuelo de muchos es consuelo de tontos, se decía antes, y en la práctica podemos ya sufrir multas y hasta ser apartados de concursos públicos y subvenciones, y todo por algo tan evitable como no aplicar unas sencillas políticas que además son beneficiosas para el clima laboral. Afortunadamente, sin embargo, estamos muy ya tiempo de empezar a cumplir cuanto antes la normativa de igualdad en las empresas en Asturias.

 

No tenemos por qué hacerlo solos. Existen consultoras de género en Asturias que pueden ayudarnos a cumplir la normativa de igualdad de la única manera que puede hacerse, que es atendiendo todos y cada uno de los puntos que recoge la Ley. Porque la solución no está en los atajos como la propia herramienta que, facilitada por el Ministerio de Igualdad, de forma consensuada con los sindicatos y patronal, así como con la cooperación del Misterio de Trabajo.

 

Un documento Excel que nos ayuda a realizar un primer diagnóstico de cómo está nuestra igualdad retributiva, pero que debería ir respaldado por la asesoría experta de los profesionales de este desconocido sector de la igualdad.

 

 

Denunciar el maltrato sirve

 

Queríamos aprovechar estas líneas para recordar que la prioridad de toda política de igualdad debe ser la protección más básica de las mujeres. Y tenemos a nuestro alcance más herramientas que nunca para lograr este legítimo objetivo. Los recursos oficiales para defender los derechos de las mujeres, en especial su seguridad, están a nuestro alcance y son efectivos. Y hay muchas maneras de acceder a ellos.

 

Tal vez lo que falte sea un poco más de conciencia social en este problema. Saber detectar que las situaciones se pueden estar produciendo al lado de nuestra casa, en nuestras propias familias, el miedo a enfrentar esta problemática. No se nos pide que seamos héroes. Simplemente que demos un paso adelante con esas mujeres que no se atreven a darlo, por distintos motivos, pero tod@s podemos comprometernos. Es una cuestión de mínima voluntad por nuestra parte.

 

Abrir chat
¿Hablamos?