Contratar profesionales del sector de la consultoría de igualdad de género

 

Muy a menudo, las empresas, por las prisas y por el desconocimiento que existe sobre la materia, se lanzan a contratar una consultoría de igualdad sin conocer realmente qué servicio están pidiendo ni si esos profesionales están capacitados para ofrecerlo. Y esta improvisación conduce a fallos importantes, incluso en el origen, porque quien no está cualificado para elaborar un plan de igualdad de género no puede ofrecer esta asesoría tan importante.

Esto conduce a que los planes que contratan, al final del día, no sirven para nada, porque ni cumplen la normativa de igualdad entre mujeres y hombres ni mucho menos solucionan los problemas de discriminación que puedan darse en las empresas. Y aquí queríamos reseñar los 3 errores que nos aparecen como más frecuentes en la aplicación de planes de igualdad en empresas.

 

3 errores frecuentes en el cumplimiento de la igualdad de género

 

Los más comunes a la hora de revisar planes de igualdad para empresas mal realizados, en clientes que luego nos suelen llamar para solucionar estos problemas, son los que queremos reseñar aquí:

  • Un diagnóstico equivocado de la situación real de las empresas en términos de igualdad de género.
  • Falta de órganos y responsables de los planes de género dentro de la empresa que se encarguen de su seguimiento cotidiano. Comprobar in situ si funcionan o qué posibles fallos se producen en su aplicación y que son normales, porque establecer un plan de igualdad entre hombres y mujeres en una empresa no es diseñarlo y ya está: hay que asegurarse de que el personal entiende la normativa y aplica la
  • Errores de contenido en los planes de igualdad para empresas, que a menudo centran sus planes de igualdad en asuntos puntuales como la violencia de género, el acoso sexual o la conciliación laboral como principales conflictos que impiden alcanzar la igualdad. Y ahí está la igualdad en la promoción dentro de la estructura de la empresa, en la elección de la jornada laboral y la brecha salarial.