Ahorra con la subvención para la contratación del plan de igualdad en Cantabria

 

Se acerca el Día de la Mujer del 2021 en Cantabria, que se celebra el 8 de marzo, y queremos hacer un recordatorio importante para el ahorro y buena gestión de las empresas de nuestra región.

 

Aunque ya es obligatorio desde hace años, la implantación de planes de igualdad en las empresas de Santander, nuestra región y el resto de España se ha ido abriendo camino poco a poco. Y todavía queda un largo camino hasta cumplir la normativa de igualdad en todas las empresas de Cantabria. Pero si a muchos no les preocupa el riesgo inminente de multas, debido a la situación económica actual, sí es cierto que estamos perdiendo oportunidades en el sentido inverso de dejar pasar los plazos de las subvenciones por contratación de planes de igualdad para empresas en Santander y el resto de la región.

 

 

El 7 de marzo de este año presente ya será de obligado cumplimiento para las empresas de más de 100 trabajadores y en un año el umbral de obligado cumplimiento serán las plantillas de más de 50 personas trabajadoras. El tema que debería preocuparnos es que este año pueden pedir la subvención y los plazos van corriendo, por lo que recomendamos a los responsables de la gestión de nuestras empresas que se anticipen al peligro de las multas de 190.000 euros e incluso se beneficien de las subvenciones para planes de igualdad en Cantabria. Es muy importante y lo queremos recordar, dado que nos pueden prácticamente salir gratis los planes de igualdad.

 

La importancia de cumplir la normativa de igualdad en Cantabria

 

Hay varias leyes consecutivas que especifican, cada vez con mayor detalle y urgencia en el cumplimiento, la normativa de igualdad en Cantabria que debería aplicarse en las empresas:

 

  • Real Decreto 902/2020, de 13 de octubre, de igualdad retributiva entre mujeres y hombres.
  • Ley de Cantabria 2/2019, de 7 de marzo, para la igualdad efectiva entre mujeres y hombres (BOC 08/03/2019).
  • Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la Igualdad efectiva de mujeres y hombres (BOE 23/03/2007).
  • Decreto 64/2006, de 8 de junio, por el que se desarrolla la Ley de Cantabria 1/2004, de 1 de abril, Integral para la Prevención de la Violencia contra las Mujeres y la Protección a sus Víctimas (BOC 19/06/2006).
  • Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género (BOE 29/12/2004).
  • Ley de Cantabria 1/2004, de 1 de abril, Integral para la Prevención de la Violencia Contra las Mujeres y la Protección a sus Víctimas (BOC 12/04/2004).

 

 

Cumplir la normativa de género en las empresas en Cantabria

 

Cada nueva ley y decreto ha puesto más énfasis en la urgencia de poner en práctica los protocolos de obligado cumplimiento en las empresas. En la actualización de la normativa en 2019, compuesta de 154 artículos, por ejemplo, se especificaba la figura necesaria del responsable de Igualdad de cada Consejería del Gobierno. Para supervisar que se cumpla la perspectiva de género en todas las políticas, inclusive con la creación del Observatorio de Igualdad de Género y el Registro Autonómico de Cantabria de Planes de Igualdad.

 

La Ley de Igualdad obliga al cumplimiento de la normativa de igualdad en el sector público de Cantabria, pero que también se hace extensiva a todas esas empresas y organizaciones que firmen contratos o convenios con la Administración o reciban sus ayudas públicas.

 

 

Gestión de subvenciones para planes de empresa en Cantabria

 

La normativa de género es trasversal, por lo que abarca esferas tan diversas como el mercado laboral, la conciliación laboral y familiar, la perspectiva de género en la Educación, en la Sanidad, en los Servicios Sociales, el desarrollo de la mujer rural de Cantabria, el ocio y el deporte, la cultura, la juventud y la cooperación al desarrollo entre otros muchos aspectos importante de la vida pública, laboral y personal de las mujeres.

 

En lo que afecta al trabajo, las subvenciones para la implementación de planes de igualdad en las empresas cántabras contemplan todas las dimensiones del papel de la mujer en las organizaciones: evitar la discriminación salarial, fomentar la igualdad en la promoción laboral, potenciar la conciliación de la vida laboral, familiar y personal y sobre todo, por supuesto, un protocolo realista de prevención del acoso sexual y el acoso por razón de sexo en el ámbito del trabajo. Con especial atención a las mujeres en situación de vulnerabilidad.

 

Abrir chat
¿Hablamos?